Kaos * Luz

Textos y videos que me parecen interesantes como alimento espiritual

Vivir en Tres mundos

Published by Allu Antu under on 17:26
12 de Agosto de 1924 - Tiza sobre papel Rudolf Steiner (1861-1925)

"Miro una planta en la tierra y sólo veo su imagen refleja. Cuando miro hacia las estrellas tanto más veo el verdadero ser allí en lo alto: La naturaleza recién se me rebela cuando considero la tierra con el cosmos como una unidad.

Yo como ser humano llevo en mi interior el mundo físico, el mundo anímico y el mundo espiritual." R.E.

Pizarras de R. Steiner ver más..... y más.

El olvido es como el opio...

Published by Allu Antu under on 14:59

OSHO, extracto de: The Dhammapada: The Way of the Buddha, Vol.6 cap. 7

Aprovecha cualquier oportunidad que tengas de recordar cuál es tu camino. El olvido es como el opio. Nunca subestimes su capacidad para alejarte de aquello que sabes que es tu interés esencial. Utiliza todos los despertadores que funcionen, para que te ayuden a recordar.
"Te sorprenderá saber que la raíz de donde proviene la palabra pecado significa olvido; la raíz significa olvido. Si puedes recordar que olvidar es pecar, entonces tendrás un enfoque correcto. Entonces recordar es una virtud. Jorge Gurdjieff solía llamarlo recuerdo de sí. Buda lo llama Sammasati, atención correcta. Krishnamurti lo llama presencia. Pero todas esas palabras significan sólo una cosa: No te olvides de tu interior más profundo; permanece enraizado ahí, permanece ahí conscientemente".

LOS MUCHOS NOMBRES DEL MIEDO

Published by Allu Antu under on 14:13
"Atardecer" óleo sobre tela

Nuestro viaje espiritual tiene dos aspectos, sanación y crecimiento. El aspecto de sanación incluye resolver el karma y nuestra creencia de que estamos separados de la Fuente. El aspecto del crecimiento puede ocurrir una vez que podemos sanar cualquier aspecto de nuestro karma, sin importar cuán insignificante creamos que sea. Esto libera otro nivel de separación y nos permite dar un paso más cerca para reconciliar la dualidad y reconectarse a la Fuente. Nuestros miedos representan las herramientas de aprendizaje en nuestro viaje espiritual pero sin entendimiento ellas pueden convertirse en el enfoque de nuestra vida. Cuando entendemos los muchos nombres de nuestros miedos y los incontables y diferentes aspectos que toman, tenemos claridad en los trabajos de los deseos de nuestra alma por sanar y entonces lo temeroso desconocido se convierte en una cantidad conocida. Esto nos da dirección y más importantemente, nos da una elección porque ahora sabemos a qué tenemos miedo y por qué.

Entramos a cada vida con almas heridas a un nivel energético y con cada vida nos damos a la tarea de descubrir la fuente de estas heridas y sanarlas. Hacemos esto a través de la experimentación de nuestros miedos. Podemos tener muchos miedos, conscientes e inconscientes, creados en esta vida o traídos de vidas previas. Incluso podemos tener miedo de nuestros miedos y si no estamos conscientes, nuestros miedos pueden entrar en control y dirigir cada aspecto de nuestra vida. Mientras que es contrario a nuestra naturaleza espiritual tener miedos, es parte de nuestra experiencia material o mundana tenerlos. Nuestros miedos y lo que nos han hecho, nos hicieron hacer a nosotros mismos y a los demás, evitar o evadir, dirigirnos, cambiar nuestro camino de vida, tienen claves importantes para lo que estamos pensando y haciendo en esta vida.

El miedo, como se define a un nivel espiritual, no es aquello a lo que tememos, es el resultado de un trauma emocional que fue tan doloroso, poderoso y significativo que creó una creencia de que estábamos desconectados de la Fuente, que Dios nos había abandonado. En ese momento, la creencia en la separación, que éramos menos que nuestro ser espiritual, imperfectos, no merecedores y no dignos de amor, fue impresa en nuestro diseño energético del alma en el plano material. Como esto es un desafío a la ley espiritual que establece que somos seres perfectos y divinos, merecedores de todas las cosas buenas y ser amados más allá de la medida, nuestra alma experimenta un viaje para ayudarnos a sanar esa herida y llevarnos de vuelta a la totalidad con nuestra naturaleza divina.

Generalmente no podemos recordar claramente las vidas de trauma emocional que hemos experimentado, ellos tienden a ser pequeños e incoherentes pensamientos que permanecen en el fondo de nuestra mente y surgen ocasionalmente. Por ejemplo, alguien que tiene miedo a las aguas abiertas se ha ahogado o se ha perdido en el mar o incluso experimentado la muerte por ahogo de algún ser querido. Alguien que tiene miedo a las alturas quizá haya sido aventado por un precipicio como un castigo o sacrificio, o haya sido forzado a saltar desde un precipicio hacia su muerta para escapar de sus perseguidores. Alguien que tiene miedo a los animales grandes como los leones quizá hayan tenido una vida en la antigua Roma en donde fueron forzados a pelear y fueron asesinados por uno de estos animales.

Estas partes de nuestro pasado pueden parecer tan removidas de nuestra actual realidad que los escenarios descritos arriba pueden parecer improbables, hasta que tenemos una experiencia que nos llena con un horror innombrable que proviene de un lugar que es tan profundo y desconocido que no tenemos idea de qué hacer con eso, de dónde viene o cómo superarlo. Cuando es tiempo de que confrontemos estos miedos algo sucede en nuestra actual realidad para ayudarles a salir al frente de nuestros pensamientos. Cuando estamos en pánico, nos volvemos altamente emocionales, sentirnos "impulsados" por personas o eventos es una señal importante de que nos estamos conectando a un miedo antiguo. Desafortunadamente, sin la habilidad de desapegarnos y apreciar la situación desde una perspectiva diferente entramos en nuestros miedos, los actuamos y ellos toman el control.

Eso no quiere decir que alguien que tiene miedo a las alturas debería hacer un salto bungee o que la persona que tiene miedo a los leones debería obtener un trabajo en un circo como domador de leones. Quiere decir que tenemos que mirar que hay más allá del miedo, de la herida emocional que experimentamos como un resultado del trauma porque esto es lo que mantiene el secreto de nuestros miedos. Estos traumas emocionales con frecuencia incluyen ira, en la pérdida de nuestra vida o de alguien que amamos, en una situación injusta en la que no tuvimos control, en no ser poderosos, sentirse rechazados, destruidos financiera y emocionalmente, físicamente abusados, o porque nuestra vida fue destruida por una traición, un enemigo o un amigo. La ira que hierve a fuego lento por vidas puede ser muy destructiva, para nosotros y los demás, una vez que estalla en nuestra vida. Y como parte de nuestro viaje de sanación debemos enfrentar esta ira y liberarla. Entonces hacemos un viaje oscuro hacia nuestros miedos para descubrirlos.

Y cuando hacemos este viaje al miedo quizá nos confundimos más. Si lo que tememos no es lo que en verdad tememos, entonces ¿a qué tememos o cómo averiguamos eso? Para hacerlo, tenemos que mirar los dos aspectos de nuestros miedos, el consciente y el inconsciente. Nuestros miedos conscientes, aquellos que reconocemos, tales como el miedo al agua, tienen información importante sobre nuestros miedos inconscientes. Son nuestros miedos inconscientes los que alimentan nuestros miedos conscientes. Entonces cada miedo que tenemos tiene dos componentes, lo que sabemos que tememos, como el agua, y lo que sucedió para crear ese miedo, un trauma emocional de vida pasada que involucra el agua. Estos son simples ejemplos pero son muy importantes. Cuando le decimos al Universo que queremos avanzar en nuestra vida y quitar los bloqueos a nuestra sanación y transformación, abrimos la puerta para permitir que estos miedos surjan, pues ellos forman la base de estos bloqueos. En esencia, nos establecemos para hacer surgir nuestros miedos y el Universo nos ayuda a hacerlo.

Al enfrentarnos con nuestros miedos tenemos otra elección que hacer, qué haremos con el miedo en esta vida. Lo que hayamos hecho en el pasado ya lo hemos repetido, generalmente muchas veces. Y cada vida que es dedicada a sanar este miedo se convierte en otra oportunidad para la sanación. El residuo emocional que dejamos atrás no desaparece, simplemente lo llevamos a la siguiente vida. La elección es simple, entender y superar el miedo para que pueda ser sanado. O permanecer como su víctima, vivir sus consecuencias y tomar la lección nuevamente en otra vida.

Nuestra elección es importante porque repetirá la lección si no podemos aprenderla, en esta vida y en las sucesivas. Y en este tiempo, los Trabajadores de la Luz, hemos aceptado esta tarea, liberar y sanar el miedo, para nosotros y para todo el planeta. Al sanar nuestros miedos limpiamos el residuo energético que han dejado en las rejillas planetarias y ayudamos a los demás a sanar miedos similares. Entonces lo que elegimos es importante. Pero tenemos que estar listos para hacer la elección de enfrentar y sanar nuestros miedos y si no estamos listos o tenemos más cosas que aprender de ellos o no estamos en un lugar en el que el perdón sea una opción, entonces simplemente repetiremos la lección hasta que estemos en una posición en la que podamos hacer esas cosas.

Cuando sea que seamos confrontados con una situación que nos desafíe a un nivel emocional, en donde nos sintamos sin poder, indefensos y fuera de control, estamos encontrando un miedo. Podemos darle rienda suelta en nuestra vida o podemos recordar nuestra tarea y saber que somos seres poderosos, espirituales y divinos que hemos venido aquí para sanarnos a nosotros y al mundo del miedo, para terminar la dualidad, para liberar la humanidad de la esclavitud del miedo y traer el cielo a la tierra en donde no hay miedo y todos podemos experimentar la energía expansiva del amor incondicional.



Por Jennifer Hoffman Oct. 08

**

Kung Tse

Published by Allu Antu under on 13:06

"La vida conduce al hombre serio por abigarrados y tortuosos senderos.
A menudo frena la fuerza de la andanza, luego vuelve a enderezarse.
Ya un elocuente contenido logra verterse libremente en palabras,
Ya la pesada carga del saber debe encerrarse en el silencio.
Mas allí donde dos hombres se entiendes plenamente en lo hondo de su corazón.
Quiebran la fortaleza aun de bronces o aceros.
Y allí donde dos hombres se entienden plenamente en lo hondo de su corazón,
Sus palabras son dulces y fuertes como aroma de orquídeas."

Opening - Philip Glass

Published by Allu Antu under on 8:08




INSPIREN LUZ** EXPIREN AMOR** INSPIREN LUZ** EXPIREN AMOR

Philip Glass - Organic (Koyaanisqatsi)

Published by Allu Antu under on 13:13

Daily Meditation

Published by Allu Antu under on 11:11

Chakra Meditation Music - Root Chakra

Published by Allu Antu under on 11:11

Bajo el Microscopio

Published by Allu Antu under on 11:11




No, no son ninguna de mis pinturas....
Bajo un poderosísimo microscopio, arriba a la izquierda, podemos ver la estructura molecular del nefasto "Ritalín" que tanto daño ha causado a nuestros niños, a niños con un elevado coeficiente intelectual, curiosos por naturaleza, ansiosos de descubrir el mundo y saberlo todo, un medicamento creado para tranquilizarlos y dejarlos sentados, tranquilos en sus pupitres impidiendo su natural crecimiento....facilitando la labor docente de adoctrinamiento de masas.
Abajo a la derecha, la estructura de "esencia de loto", aroma que actúa y abre directamente el séptimo chakra...y convierte al ser humano, en eso, un Ser Humano proactivo a solucionar las problemas que aquejan a la Madre Tierra y todos los seres vivientes que habitamos en ella. Induce a la paz, la armonía y el amor hacia todos nuestros "Hermanos de Tierra".
Las imágenes dicen más que mil palabras !

Alfabeto de la Naturaleza

Published by Allu Antu under on 18:51

Alfabeto de la Naturaleza en las alas de mariposas

Ritmos biológicos y Melatonina

Published by Allu Antu under on 13:28



Cerrando ciclos

Published by Allu Antu under on 12:13
Cerrando ciclos.......Éste blog se generó por la necesidad primaria de expresarme, luego del diagnosticado de Alzheimer a mi madre en el 2003. Ella fue por sobre todo generosa...una mujer fuerte, muy perseverante y luchardora y como se podrá apreciar...nunca perdió el sentido del color, la composición y estética. . Los SlideSow que les presento más abajo son: las libretas de bosquejo de mi madre, la primera del `58 y la segunda del 2008.




EL ARTE DE VIVIR. LA MEDITACION VIPASSANA.

Published by Allu Antu under on 11:36
MENTE*AGUA Fragmento óleo sobre algodón

Por: José Luis Benlloch Gadea. Compositor de música de la Nueva Era.
¿Qué es una Vipassana? Vipassana es el arte de vivir en armonía contigo y con los demás. Es ver las cosas como son, y no como aparentan ser. ¿Cómo conseguir esto? Como muchos de los sabios del pasado han dicho, -conocete a ti mismo- ¿Pero cómo hacerlo? No se trata de conocer cómo funciona nuestro cuerpo, ni de cómo somos a nivel físico, se trata de conocer las partes más profundas del ser humano, las cuales están escondidas en lo más profundo del subconsciente. Y cómo llegar a este subconsciente y cambiar todos esos hábitos y patrones mentales que tanto nos hacen sufrir? Estoy hablando de hábitos simples, normales y corrientes tales como la ira, la codicia, la aversión, la envidia, la tensión, la angustia, la ansiedad, el estrés; condicionamientos que todos tenemos y que sin saberlo ni quererlo de vez en cuando -cuando la situación es propicia para ello- suben a la superficie de nuestra mente y nos desbordan. Desconocemos cómo sucede todo este proceso, solamente conocemos, y no en todos los casos, sus nefastos resultados para nuestra salud, tanto física como mental. La causa de todo esto es muy simple; nuestra propia ignorancia. ¿Ignorancia a qué, de qué? De cómo funcionamos a nivel profundo, a nivel subconsciente. La meditación Vipassana nos enseña de manera metódica y científica cómo funciona todo este proceso. En un curso de lO días aprendemos a observamos y a conocemos más profundamente y poder aplicar este conocimiento a nuestra vida cotidiana siendo conscientes de lo que sucede dentro y de cómo lo hace; Tendiendo así una herramienta para cambiar hábitos y patrones negativos a la vez que potenciamos nuestras virtudes y aspectos positivos. De manera que nuestra vida esté repleta de acciones positivas, pacíficas, sabias, pudiendo sernos más útiles a nosotros mismos y a los demás. Saliendo del nefasto hábito de las reacciones ciegas a las que tan acostumbrados estamos y que tanta desdicha nos crean. Para explicar y comprender cómo funciona todo este proceso primero hay que entender cómo funcionan las cuatro partes de nuestra mente: conciencia, percepción, sensación y reacción. Para ello vamos a poner un ejemplo. Alguien viene y nos insulta. La primera parte de la mente, la conciencia, entra en funcionamiento palabras, simples palabras- inmediatamente la segunda parte, la percepción, cuya función es evaluar, evalúa, palabras de abuso de insulto. Después la tercera parte de la mente entra en juego -la sensación-. Debido a que la segunda parte de la mente ha evaluado esas palabras como algo negativo, la sensación que surgirá en el cuerpo, será de desagrado y finalmente viene la última parte, la reacción. Esta es la parte que da el fruto. Aparentemente reaccionamos a lo que nos ha dicho esa persona, a esas palabras de insulto, pero en realidad estamos reaccionando a esa sensación que nosotros mismos hemos creado con nuestra evaluación, la cual está condicionada por experiencias pasadas. Pongamos otro ejemplo. Ahora alguien viene y nos dice palabras de alabanza. En una milésima de segundo estas cuatro partes de la mente entran en funcionamiento. Cuando llegamos de nuevo a la segunda, la evaluación será de agrado, de deseo, por tanto la sensación que vendrá a continuación será placentera y también habrá una reacción a esta sensación agradable. Esta vez la reacción es diferente, es a algo agradable, generamos deseo de que esto continúe, nos apegamos a la experiencia y aunque parezca que no, también nos estamos creando un problema a nosotros mismos; ya que sólo deseamos lo que nos agrada y rechazamos lo que nos desagrada, empezamos a jugar este juego de deseo-aversión, deseo-aversión o sea de ignorancia. ¿Cómo cortar este proceso? Vipassana es un proceso de auto observación, cuando empiezas a experimentar la realidad interior la unión de cuerpo-mente, empiezas a darte cuenta de lo que estás haciendo a nivel profundo y poco a poco empiezas a salir de estos hábitos. Te observas, te das cuenta de cómo surgen estas sensaciones, estas emociones, y aprendes a observarlas con una mente objetiva experimentando en ti mismo su impermanencia. Y cuando empiezas a experimentar esto, te das cuenta de que no tiene ningún sentido apegarte a ellas. que este apego o rechazo, según sea el caso no trae sino desdicha, ignorancia. En un curso de lO días empiezas por agudizar tu mente observando la respiración, de esta manera trabajas aproximadamente tres días y después empiezas a experimentar todas esas sensaciones que están siempre tomando lugar en tu cuerpo con el fin de ver (experimentar) su naturaleza cambiante. Con la práctica, la continuidad y el trabajo experimentarás todo tipo de sensaciones por todo el cuerpo, comprenderás la relación que estas sensaciones tienen con tu mente subconsciente y trabajando adecuadamente irás viendo la disolución de nudos, condicionamientos, bloqueos, traumas, ego, etc. que han estado profundamente arraigados en nuestro interior quién sabe por cuánto tiempo. No sé qué os parecerá todo esto de lo que estoy hablando, pero lo que sí puedo decir es que hay que experimentarlo, de nada nos vale leer libros de personas sabias, o libros sagrados o lo que dijo Jesús, Buda o Mahoma; todo esto les valió a ellos ya que era su propia experiencia, a nosotros nos puede inspirar pero si no trabajamos con nuestro interior -sensaciones, emociones condicionamientos- no nos vale para nada. ¿De qué nos vale escuchar chalas o leer libros de cómo aprender a nadar si no nos metemos en el agua? Hay que meterse en este agua interior (mente-cuerpo) y saber qué es lo que llevamos ahí.

Más allá de la superioridad e inferioridad

Published by Allu Antu under on 19:21



Cada ser humano es único. Ni siquiera hace falta plantearse quién es superior y quién inferior. Sí, las personas son diferentes. Dejadme que os recuerde algo para que no me entendáis mal. No estoy diciendo que todos somos iguales. Nadie es superior ni inferior, pero tampoco somos iguales. Las personas son simplemente únicas, incomparables. Tú eres tú, yo soy yo. Yo tengo que aportar mi potencial a la vida, tú tienes que aportar el tuyo. Yo tengo que descubrir mi propio ser y tú tienes que descubrir el tuyo. Cuando desaparece la inferioridad, todo sentimiento de superioridad también desaparece. Viven juntos, no se les puede separar. El hombre que se siente superior sigue sintiéndose inferior en algo. El hombre que se siente inferior quiere sentirse superior en algo. Son un par; siempre están juntos; no se les puede separar. Ocurrió... Un hombre muy orgulloso, un guerrero, un samurai, vino a ver a un maestro zen. El samurai era famoso, bien conocido en todo el país. Pero mirando al maestro, mirando la belleza y la gracia del maestro, de repente se sintió inferior. Quizá había venido con el deseo inconsciente de probar su superioridad. Dijo al maestro: —¿Por qué me siento inferior? Hace un momento todo estaba bien. Al entrar en tu patio, de repente me he sentido inferior. Nunca me había sentido así. Siento un temblor en las manos. Soy un guerrero, me he enfrentado a la muerte muchas veces y nunca he tenido miedo, ¿por qué siento este temor? —Espera —dijo el maestro—. Cuando todos se hayan ido, te responderé. La gente seguía viniendo a visitar al maestro y el hombre se sentía cada vez más cansado. Al llegar la noche la habitación se vació y cuando ya no quedaba nadie, el samurai dijo: —¿Puedes responderme ahora? —Vamos fuera —dijo el maestro. Era una noche de luna llena, la luna estaba saliendo por el horizonte... y el maestro dijo: —Mira estos dos árboles. Éste árbol que se eleva hacia el cielo y este otro pequeño. Ambos han estado al lado de mi ventana durante años y nunca ha habido ningún problema. El árbol pequeño nunca ha dicho: «¿Por qué me siento inferior a ti?» al árbol grande. ¿Cómo puede ser? Este árbol es pequeño y ese árbol es grande, y nunca he escuchado ni un susurro. ,br> —Porque no pueden compararse —dijo el samurai. —Entonces no hace falta que me preguntes, ya conoces la respuesta —dijo el maestro. Las comparaciones son las que crean la inferioridad o la superioridad. Cuando no comparas, toda superioridad e inferioridad desaparecen. Entonces eres, simplemente estás allí. No importa si eres un matorral o un gran árbol; eres quien eres. Eres necesario. Una hoja de hierba es tan necesaria como la mayor de las estrellas. Sin esa hoja Dios sería menos de lo que es. El canto del cuclillo es tan necesario como cualquier Buda; el mundo será menos rico si el cuclillo desaparece. Mira a tu alrededor. Todo es necesario y todo encaja entre sí. Es una unidad orgánica: nadie es superior ni inferior, nadie está más alto o más bajo. Cada uno es único e incomparable. Copyright © 2008 Osho International Foundation

EL PLACER DE SERVIR Gabriela Mistral

Published by Allu Antu under on 8:33

Toda naturaleza es un anhelo de servicio.
Sirve la nube, sirve el viento, sirve el surco.
Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú;
Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú;
Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, acéptalo tú.
Sé el que aparta la piedra del camino, el odio entre los
corazones y las dificultades del problema.
Hay una alegría del ser sano y la de ser justo, pero hay,
sobre todo, la hermosa, la inmensa alegría de servir.
Qué triste sería el mundo si todo estuviera hecho,
si no hubiera un rosal que plantar, una empresa que emprender.
Que no te llamen solamente los trabajos fáciles
Es tan bello hacer lo que otros esquivan!
Pero no caigas en el error de que sólo se hace mérito
con los grandes trabajos; hay pequeños servicios
que son buenos servicios: ordenar una mesa, ordenar
unos libros, peinar una niña.
Aquel que critica, éste es el que destruye, tu sé el que sirve.
El servir no es faena de seres inferiores.
Dios que da el fruto y la luz, sirve.
Pudiera llamarse así: "El que Sirve".
Y tiene sus ojos fijos en nuestras manos y nospregunta cada día: ¿Serviste hoy? ¿A quien?
¿Al árbol, a tu amigo, a tu madre?
Gabriela Mistral
 

Desde junio 2006

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis